Asociaciones Extrañas alrededor de la presentación de un libro

Todos se saludan, el inevitable café y las galletas del multipack de surtido, besos, abrazos, las mismas conversaciones, la prueba de audio, probando, probando, 1,2; ¿Ah sí? ¿Y cómo esta fulanito?; 2,2, probando; ¿en serio? ¡no puedo creerlo! ya se casó… si bueno, bueno, probando, la puerta se abre todos voltean, 1,2,2, si, si, bueno, bueno, ¿de dónde tomaste eso? de la mesa de allá, si, bueno, bueno, el sonido del café que cae en el vaso, hola ¿cómo has estado? bueno, bueno, que bueno, que todo está bien, me alegro, 2,2, ya se tardaron ¿no crees? si, si, bueno, el celular sonando, el individuo que siempre está atento a la puerta en espera de alguien (pero que sabe que no invito a nadie) Aquí estoy, ¡hey! aquí estoy, Ah, ok, ¿allá o aquí?, con permiso.

Buenas tardes, le pedimos que tomen asiento, ya vamos a dar inicio, gracias…

y el silencio, ruidoso de las sillas y la respiración…

****

 La tan ya conocida propuesta de los expositores, la presentadora lee el curriculum de los que  tomaran la palabra y del autor, la broma del primer expositor que se burla de su curriculum: Risas; el turno de hablar, se sienta la presentadora, la relación con el autor del libro,  la primera expositora empieza su dialogo con el público, implícito, tácito, el desinterés necesario de los otros expositores, hojeando el libro que presentan, haciendo extrañas anotaciones sin sentido, el Autor toma la botella de agua, la deja, acomoda las hojas, se quita los lentes, finge un cansancio en los ojos, la expositora alaba el título del libro, el autor abre rápidamente el libro y simula buscar algo entre las líneas, el otro expositor deja de leerlo (el desinterés entre expositores necesario) observa al público, la expositora toma el micrófono y lo acerca, jala la tela que siempre cubrirá la mesa de presentaciones, que siempre estará manchada de un lado o rota, el buscador, ese  ser que siempre espera a alguien y gira para buscar cada vez que se abre la puerta (aun a sabiendas que no invito a nadie) la cita, obligada: historiador o poeta, la señalización del lugar. A llegado la prensa, claro, la local, el reportero que todos conocen pero que no han visto un reportaje completo, el camarógrafo sube y baja, la toma aquí, la toma allá, general, primer plano, el reportero distraído en el celular, como siempre, el agradecimiento una vez más del primer expositor al autor por “este gran e importante libro” muchas gracias; aplausos, y el giro del buscador hacia la puerta, que  busca a ese alguien  que no vendrá.

****

El segundo expositor, será contrario al primero, siempre, empezara  con esas bromas acerca de su relación  de años con el autor y bromas que hablan mal del autor, para que el escritor quede  bien con el público, las risas del autor, las risas del auditorio, el reportero aun en el celular, el camarógrafo moviéndose de aquí hacia allá, el expositor llega a la turbia mención de la unicidad que tiene el autor “único en su mundo, solo él sabe representar esa realidad y esa visión tan única con sus lectores” El turno de la primera expositora de ignorar a quien tiene la palabra ahora, el timbre del celular que desvía las miradas de la mesa, hacia el culpable, su huida, acomodarse de nuevo en las sillas, la necesidad de comprar “este único libro de este tan irrepetible escritor” vuelve a iniciar el segundo expositor, regresa entre aplausos el culpable del celular y su sonido estridente, pero los aplausos van para el discurso que llega a su fin del segundo expositor y da pie a la palabra del “único e indispensable autor”

****

Te acomodas en la silla, y el más cercano a ti te voltea a ver, necesita el movimiento para alejarse de lo que habla el autor, la broma reciproca con los expositores, con el público y su imposibilidad de la región de “un increíble lugar en el que viven”  su muestra de conocimiento de la región, el apoyo de la primera expositora, la necesidad de hacer y mencionar como surgió el libro, aunque sea falso, al contrario, es necesario que sea  falso, esa anécdota literaria, la lectura de un fragmento del libro que se presenta, con la voz y selección del autor, un fragmento que siempre será mal escogido, se abre la puerta y el eterno buscador gira y nada, “así volvamos con el origen del libro” El buscador, es cazado, 3 moiras se dirigen a su fila de asientos, 3 ancianos lentamente piden el paso y se sientan en las sillas libres “yo quise hacer un ejercicio en el capítulo tal” el buscador es hallado pero no deseaba ser hallado, el quería buscar eternamente, la puerta se abre, ya no gira, los moiras ancianos tan idénticos en las canas blancas, en los grandes lentes, y el buscador se va en busca del aun café que contiene la cafetera, las 13 o 14 galletas que nadie toca, nunca, que se quedan intactas en el paquete multipack de surtidos, pide el paso, regresa con el libro, en vuelto en ese plástico “yo lo que quiero es llamar la atención del lector” trata de quitar sin ruido el plástico del libro, capturan la tarde y la presentación del libro desde el fondo del auditorio, la encargada de la institución, donde se está presentando el libro “pero qué dice esta foto, solo sé que dice más que mil palabras” el autor levanta el libro para que todos los espectadores vean la fotografía, el camarógrafo distraído rápidamente trata de ajustar la cámara, el Autor ya bajo el libro y “me permitiré leer otro fragmento con su autorización” el primer Moira, duerme ya sobre su bastón, el buscador ya quito todo el plástico y no sabe cómo hojear el libro, me acerco al buscador para preguntar el costo del libro, el tercer anciano me gana la acción, el buscador responde 700 pesos, el primer moira se despierta asustado y  la ya tan esperada,  ansiada, tos se escucha del otro lado del auditorio, la tos que se necesitaba para quejarse en silencio con el de a lado de esa tos que molesta y no deja poner atención al Autor que ya está llegando al final de su discurso y dar pie a la sesión de preguntas y respuestas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: