el humo de la bestia/ la atlántida no existe

20131020_201106

* De como fui partícipie de un sacrificio en el ritual cosmico del chamán Saúl Hernández

La pirámide rodeada por los habitantes, el sacerdote llama a un nuevo guerrero, quien camina por el pasillo de los muertos, robándole sus sueños, el guerrero se acuesta en la piedra, el sacerdote le pide al ancestro chaman la daga, el chaman observando el humo, sonríe, toma la daga desde el centro del incendio, el sacerdote alza las manos y los habitantes gritan de júbilo, el guerrero ve la luna y sonríe, el sacerdote clava la daga en el cuerpo del guerrero, los lobos aúllan en la cordillera, el sacerdote saca el corazón, contemplando la luna el guerrero cede levemente hacia atrás su cabeza, el sacerdote alza el corazón del guerrero, los habitantes aplauden excitados felices proclaman la gran fiesta, el sacerdote le entrega el corazón al chaman, el chaman recita el poema a trevés del nombre del guerrero, las llamas del incendio se avivan por alimento, el chaman mete las manos al fuego llevando el corazón, depositándolo en el centro del laberinto, los habitantes se desbordan con júbilo alrededor de la pirámide, empieza la danza y la música, el corazón se quema en el centro del universo de las llamas, el humo del corazón del guerrero empieza a ascender, chaman y sacerdote se arrodillan en reverencia, nace el humo de la bestia, nace la bestia a través del humo, Minotauro con cara de lobo y el guerrero frente a él, en el centro del coliseo, los habitantes vean el combate a través del universo, la cueva de los dioses, en las estrellas. El guerrero frente al corazón de su bestia, la batalla da comienzo, la creación da paso a la expectación, el guerrero expande sus alas de caníbal, la bestia crece en su metamorfosis, las garras del viento y la sangre que depuran las nubes en la lluvia, los habitantes honran en el baile a la batalla del guerrero, el humo asciende en torbellino incinerando el corazón del guerrero,  la bestia cae de rodillas en el centro del coliseo, derritiéndose desciende cada vez más, vertiginosamente a través del abismo, en el humo a las manos del chaman que tiene en sus manos el corazón del guerrero entregándoselo al sacerdote, que lo alza a todo el cielo, con los canticos de los habitantes, el guerrero se ha ganado su corazón,  que levanta su cabeza contemplando la luna, los habitantes empiezan la danza del guerrero del humo al ver de pie al guerrero, que ha gobernado a la bestia de su corazón, caminado hacia el pasillo de los muertos,   como un nuevo guerrero del humo, los habitantes que rodean la gran pirámide danzan en el ritual de la luna,  a través del humo se van marchando hacia el universo, como dioses ocultos, en el abismo de la serpiente, en el aullido del los lobos, en el humo del laberinto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: