El arte es una bella epidemia

Aquí y Allá, ya no tienen dimensión cuando frida esta en el escenario este alebrije baila de felicidad 

IMG_9615IMG_9659

Primera llamada
Y el público se ubicaba en los mejores asientos en el teatro.

Yo pregunto quien es el último en llegar y me siento esperando mi turno para entrar con el/la doctor@.

Frida Kahlo en su silla de ruedas nos da la espalda.

Segunda llamada
Y las luces pierden su color, aun hay suspiros entre los audaces del público y otros quitan los flashes de sus celulares.

La luz aquí no pierde intensidad y no hay susurro sino gritos de bebes, de niños,  de adultos no hay audaces solo una fila inmensa de enfermos que esperan y se marean con el olor de la sala de espera.

Frida enciende su cigarro con la vela sobre el pequeño mueble a su izquierda y lo nivela el caballete con su autorretrato del otro extremo, solo tres objetos en el escenario y aquel lienzo de nubes al fondo.

Tercera llamada
Más de 100 asientos ocupados
Las 15 cámaras (de reporteros y espectadores) se preparan
Y aquí sólo 16 asientos
No cámaras pero si celulares que hacen olvidar la espera.

Alla la música de Chavela Vargas
Aquí la música de Cindy Lauper Girls just want to have fun

Alla Frida Kahlo empieza a cantar despacito y el público se sumerge
Aquí se estremecen y se levantan de los asientos a bailar  meciendo a los bebes, otros con las piernas volando de los asientos van en guillotinas horizontales buscando cabezas que cortar  y “el siguiente” se vuelve coro en los oídos de los que esperan.

LA OBRA VA A COMENZAR
Frida nos da un breve recorrido por su vida, un viaje al abismo que muchos de boca abierta nos arrojamos al torrente sanguíneo como si fuéramos el tequila de alguien que de un solo trago acabara.

Aqui truenan besos para despistar el llanto de los niños, las puertas abren y las recetas son banderas ¿de derrota o victoriosas? El llanto de aquel bebe nos da la respuesta, la rana saltó al estanque.

Rana, sapo, anfibio, que llama a gritos Frida a su diego y el no viene ,sus amores son recios y cabalgamos en la estaciones que Frida nos va contando de su vida.
Aquí entra un guero y trosky alla suena su nombre.

Frida Kahlo se levanta, toma el tequila da un trago quemando sus confesiones y para sembrar la pata de palo.
Aquí se tose, se estornuda, se llora, se moquea hasta la fiebre y la espera se hace presente.

Alla los ojos de Frida lo dominan todo y a todos, aquí nadie se mira, se rehuyen las miradas son de guerra tango de epidemia, alla negación aquí afirmación alla lagrimas de pata mocha y alas de realidad, aquí ojos llorosos como formol y zapatito al suelo y repetir ad infinitum.
Alla boca abierta aquí boca igual, uno se recarga en sus piernas y esas piernitas ya van agarrando ritmo.

Alla acribillamos a Frida con esas cámaras y el público retuerce los ojos al pelotón.
Aquí se acribillan con unos a otros con la tos y la sangre derramada de los caídos, la limpia el trapeador que pasea por nuestros zapatos.

Aquí se repite la misma canción como Diego Rivera engaña una tras otra a la Friducha.

Alla intento ser selectivo y no delatar mi posición, Aquí lo mismo pero todos me miran con discreción, y de vez en cuando le echo el ojo a ese escote frente a mi y alla también cuando Frida se desprende de su vestimenta.

Los tubos atravesaron a Frida y ahora son tan sólo el soporte de estas bancas que se han vuelto a llenar de enfermos pasajeros que rememoran el tranvía de la tragedia y la perdida de la virginidad.

Aquí se puede salir y estirar las piernas o ir por los traviesos niños que corretean sin control

Alla somos como Frida nos falta una pierna o hasta dos si se te ocurre hacer un ruido, excepto los “fotógrafos” que solo nos acribillan con la mirada todo el cuerpo como la vieja tortura de cien cortes, incluso si tuviéramos las mismas alas que pide a gritos Frida nos las podarían.

Yo no lo sé de cierto la obra termino los aplausos se hacen  y yo aun sigo esperando mi turno en este lugar.

Frida ya se va entre aplausos
Aqui ya va llegando el doctor entre toses.

Todo es una enfermedad, el teatro,  la vida, los personajes,  un continuo toserse a voces.

Somos parásitos para alimentarnos
Y el arte es una bella epidemia
Que debemos contagiarnos de vez en siempre.

IMG_9675IMG_9670

*Fotografo: Isaac Contreras
*Obra de teatro “Frida Kahlo Viva la Vida”
Director: Abel González Gómez
Productor: Rodrigo Zapién Camberos
Actriz: Minerva Velasco Noriega

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: