Así las cosas

Incluso los roedores en su infancia juegan a la guerra
su elegante dinastía genealógica cuenta con anomalías (ser o no ser)
a media noche cuando ya todo ha sucedido.

Las marcas en la tumba,
el viento del norte atrapado en una burbuja extranjera,
rios imperiales, clubs catspy, las bromas de leonora,
aquellos que bailan: la desnudez de las palabras y la memoria de los muertos.

Desde mi casa del miedo
piedras dan persiana
Por la ventana observo el incendió

Es el precio (el dolor, los rechazos, las burlas, el desinterés, el miedo, el desencanto, el no entendimiento, el odio, la envidia, pasar hambre y frio, desierto y sed, sin techo y neurosis, enfermedades) que pagas por   luchar por lo que se te ha dado, el regalo divino, el fuego de prometo, la salida del laberinto.

Al ver que alguien comparte la sangre de tus ojos mientras los cuervos se limpian el pico con las alas de los zopilotes que te sacan el último tercio de lo que fue mirar con aquellos espejismos.
Entonces, decía…

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: