Archivo de la categoría: Alfred Hitchcock

Ejercicio literario #3: (La importancia del montaje)

39335 13.TIF(“Transeúntes” de Ricardo Alcalde)

Me propongo a realizar un ejercicio kuleshoviano’  pero, llevado a la literatura, con un fragmento extraordinario-fantástico del libro  “La broma infinita” de David Foster Wallace.
 Un montaje diferente, una forma de jugar con la mente del lector, un nuevo lenguaje a lo antedicho, nuevas emociones, sorprender con lo ya establecido, y entender  de esta manera  la gran influencia que tiene el montaje para  la comprensión semántica  y otras pavadas de esas…

(…)

La mujer activa y alerta persiguió a la <<mujer>> carterista todo lo que pudo gritándoles a los transeúntes que pasaban << ¡Deténganla! ¡Me ha robado el corazón!>> por la elegante acera llena de gente que iba de compras y que no entendía nada. Se dice que grito repetidamente: << ¡Me ha robado el corazón, deténganla!>> En respuesta a sus gritos, de forma trágica, los confundidos viandantes solo meneaban las cabezas e intercambiaban sonrisas ante lo que ellos se imaginaban que era una relación en crisis perteneciente a un estilo de vida alternativo. (2)

 ***

Dos patrulleros de Cambridge, Massachusetts, cuyos nombres permanecen inaccesibles a la investigación de momento, fueron escuchados cuando decían pasivamente <<Sucede todo el tiempo>> mientras la victima avanzaba frenética en pos del rápido travestido gritando que le ayudaran a rescatar su corazón robado. (3)

 ***

La usuaria de cuarenta y seis años del corazón artificial Jarvik IX Exterior miraba activamente los escaparates de la elegante plaza Harvard en Cambridge, Massachussetts, cuando un carterista travestido, un drogadicto con unos antecedentes criminales bien conocidos por las autoridades policiales, extravagantemente vestido con un vestido de fiesta sin tirantes, zapatos con afilados tacones, una ajada boa de plumas y una peluca castaña rojiza, arrebato con violencia el bolso indispensablemente vital de las manos desprevenidas de la mujer.  (1)

***

El drogadicto carterista, según pasivamente especulan las autoridades, pudo haber sentido conmovida su encallecida conciencia cuando encontró la prótesis vital en el bolso Aigner de la enferma; el artefacto funciona con la misma célula eléctrica que una afeitadora de hombre y debe de haber continuado latiendo y sangrando un buen rato en el bolso brutalmente desconectado (5)

***

El anónimo comentario de una autoridad medica oficial entre vestida por Moment fue que el hecho de que la víctima del crimen protésico pudiera correr cuatro manzanas antes de sufrir un colapso en pecho vacio rinde testimonio de la impresionante capacidad del procedimiento de reemplazo del Jarvik IX Exterior. (4)

(…)

Y así se establece que bla bla bla bla…

Ejercicio literario: 2-3-1-5-4
Texto Original: 1-2-3-4-5

Anuncios