Archivo de la categoría: Arrecife

La palabra de ayer fue “Tencradís”

Arroyo

“Pero por encima de la precisión histórica, nunca olvidamos este principio: una de dos, o lo que nos obsesiona es, en principio, lo que el deseo y la ardiente pasión nos sugieren; o tenemos la razonable preocupación de un futuro mejor.

Parece ser que existe un término medio.
Puedo vivir con la preocupación de un futuro mejor. Pero también puedo remitir este futuro a otro mundo; a un mundo en el que sólo la muerte tiene el poder de introducirme…”
Georges Bataille
Libro: Las lagrimas de Eros

Una nueva Pandora en casa, nuevos males, mas literatura!!!

GÉNESIS

“Los dejaremos allí, a nuestro hijo y a nuestra hija,
así nos libraremos de ellos,
se quedarán allí,
solos en lo mas oscuro.”
Jorge Volpi
Libro: Oscuro Bosque Oscuro

“Tengo piedad de ti, mi amado, volveré al seno de la noche; pues es necesario que me pierdas para volverme a encontrar, y si me encuentras, huiré de ti nuevamente, pues yo soy la que está sola y por esa soledad tú me darás el nombre de Monelle”
Marcel Schwob
Libro: El libro de Monelle

“¿Quien es la Desposada del viento? ¿Sabe leer? ¿Sabe escribir en francés sin cometer faltas? ¿Que leña enciende ara calentarse?
Se calienta con su vida intensa, su misterio, su poesía. No ha leído nada, sino que se lo ha bebido todo. No sabe leer. Y sin embargo, la vio el ruiseñor sentada en la piedra del manantial, leyendo. Y aunque estaba leyendo para si, los animales y los caballos la escuchaban admirados.
Porque estaba leyendo El caballo del miedo, esta historia verídica que ahora vais a leer, esta historia escrita en lengua hermosa, pura y fiel”
Max Ernst
[Prologo del libro] “La casa del miedo// Memorias de abajo” de Leonora Carrington

“Lo hacemos?- preguntó Brenda”
Juan Villoro 
Libro: Los Culpables

“-Vete- dijo Sandra, pero dejó la puerta abierta.
Un reflejo paranoico me hizo sospechar de ella. Sin embargo,
mi excitación era más fuerte que mi necesidad de estar a salvo.
Empujé la puerta”
Juan Villoro  //  Libro: Arrecife

“A todos les gustaría mandar, y quienes lo niegan solo tienen miedo…
o bien un deseo todavía mayor de obedecer…”
Alberto Chimal
Libro: los esclavos

“Harriet quiso contarme una pequeña fábula. Fábula que simbolizaba, según ella, mi posición como escritor.

Estoy en una cabina telefónica, después del fin del mundo. Puedo hacer tantas llamadas como quiera, no hay limite. No se sabe si tras personas han sobrevivido, o si mis llamadas sólo son el monólogo de n tarado. A veces la llamada se corta enseguida, como si me hubieran colgado de golpe; a veces se prolonga, como si me escucharan con una curiosidad culpable. No hay ni día ni noche; es una situación que no va a tener fin.

Bienvenida a la vida eterna, Harriet”
Michel Houellebecq
Libro: La posibilidad de una isla

“Obedientes, incluso los relojes han enmudecido. La muerte, está seguro, no ha de ser muy distinta. Sólo cuando el eco de su propia voz se dispersa, se da cuenta de que habita un cosmos que ya no le pertenece.
-Empecemos de nuevo- ordena- !Quiero verla otra vez!”
Jorge Volpi
Libro: En busca de Klingsor

Los nueve males de Pandora…

LA CAJA  

arroyo