Archivo de la categoría: Sexus

CARTAS(II): “Un loco en un mundo de fantasmas tristes”

CARTA #2:

“De como conocí a un nuevo alebrije, un hijo de puta”

Hemos hecho una parada y tengo una oportunidad, por eso te escribo, si, efectivamente tome el vuelo a New York, en el avión me toco un pasajero que no dejaba de describir escenas y situaciones que involucraban drogas, llegue a New York con la idea de recorrer con este nuevo amigo (que había hecho en el avión) pero, no sé cómo me desvié y mire en la primera cuadra que llevaba caminado, me percaté de  que había una biblioteca en la esquina y entre. Era martes recuerdo bien, cuando emprendí el otro vuelo, ¡No! a México no fue, ese viaje perdí el vuelo, luego te explicare porque no me subí a ese avión,  tuve la oportunidad de hacerlo pero no quise, pero me estoy desviando de lo que en verdad te quiero contar… Te decía que tome otro rumbo en esta ciudad de N.Y. Este otro amigo es un hijo de puta, a cada frase que termina yo le respondo “Hijo de puta” una señal de respeto de mi parte, cuando lo conozcas vas a saber por qué, la forma en como dice las cosas; La verdad en ellas; La crudeza… Es un !Gran hijo de puta! Hemos hecho una parada (como te lo dije al inicio de esta carta) vengo con un grupo de amigos, venimos de Long Island, el desesperado quiere regresar a la ciudad pues cree que Mara lo está esperando en el estudio de Ulric.

Bueno…esta hoja casi se me termina, y ya veo que quieren emprender la huida, sobre todo Miller que esta desesperado por llegar. ¡Y quien no! si lo espera una chica como Mara…

Llevo mas de 5 días sin poder dormir, termino de conversar con Miller y me quedo pensando toda la noche en todo lo que me dice, lo que dicen sus amigos y los seres que vamos descubriendo en esta ciudad tan particular,  a veces nos quedamos platicando hasta que sale el sol y el tiene que ir a trabajar, yo recorro la ciudad o voy al estudio de Ulric…

“Me doy cuenta de que me falta, de que la extraño…”  creo que de tanto escuchar a este hijo de puta, me ha descubierto que la extraño, tanto…

Me despido porque falta mucho camino que recorrer en este viaje, no te preocupes, te escribiré lo antes posible, solo quería contarte de este gran hijo de puta, un nuevo Alebrije he conocido…

¡Hasta la próxima!

a